Todo empezó...(parte 4)

lunes, 1 de abril de 2019

....
"El Círculo Perfecto" fue muy bien y en menos de un mes vendí los poco más de 300 ejemplares que saqué a la venta en papel. Por aquel entonces no estaba en e-book porque esa opción no estaba tan a la orden del día como ahora.

Tras lo sucedido, una editorial se interesó por la historia y compró los derechos... Mi ilusión y mis ganas de publicar hicieron que me creyera todo sin leer la letra pequeña...

Lo que empezó siendo mi primera publicación esperada en una editorial, se convirtió a los meses en una pesadilla. Sin yo saberlo y por mi inexperiencia en contratos, firmé exclusividad.

¿Qué es eso? Pues que todos los libros que escribiera tras ''El Círculo Perfecto'' debían ser primero evaluados por la editorial. El problema vino cuando no respodieron mis correos y, claro, al no recharzar los libros, yo tampoco podía enviarlos a ningún sitio.

Eso me dio un parón hasta que se solucionó todo.
      
Como sabéis que no me gusta quedarme quieta y me gusta luchar por lo que quiero, como no podía enviar los libros a otras editoriales pero sí podía publicarlos yo, empecé a subir a mi blog historias que compartía con vosotros cada poco tiempo.

Fue un experiencia maravillosa y me dio mucha fuerza mientras el tema legal de mi contrato se solucionaba.

Al final se arregló todo tras casi tres años y eso me enseñó a leer con lupa los contratos, preguntar mil veces las cosas a la editorial y a las personas de mi entorno entendidas y a nunca, nunca, nunca, firmar la cláusula de exclusividad con una editorial. Prefería que desde ese momento lo que me motivara a publicar y a repetir con una editorial, fuera el corazón y no una obligación.

Nowevolution entró en mi vida, y recuerdo que querían publicar ''Me enamoré mientras dormía'' pero les escribí para decirles que necesitba un poco de tiempo tras lo sucedido para estar con ellos al cien por cien y darlo todo. Me dieron todo el tiempo y el apoyo del mundo... Al mes les escribí que ya estaba lista para trabajar.

Es una editorial muy especial para mí, siempre me han cuidado y mimado, por eso a día de hoy me gusta seguir pubilcando con ellos, porque ya os he dicho que a mí lo que me mueve es el corazón y ellos tienen una parte del mío por su cariño.

Tambien probé la autopublicación de alguno de mis libros, la serie mi error con capítulos extras en amazon. Fue una experiencia nueva y en un momento donde casi nadie lo hacía. Yo no tenía ni idea de como iría, pero investigué y todo.

Lo hacía mientra seguía luchando porque todos libros escritos vieran la luz y fue entonces cuando llegó:

Ediciones Kiwi.

Los conocí por un concurso, el primero que organizaba RA y Kiwi. Participé... y el premio fue desierto.

Lo mejor vino unos minutos después, cuando la editorial me escribió porque ''Por siempre tú'' les había encantado y, aunque no podía ganar porque había que trabajar algunas cosas, les encantaba para que fuera parte de su editorial.

Fue el día de Reyes y ese fue mi regalo.

Desde ese día trabajé con ellos y a día de hoy me encanta ser parte de su gran familia y seguir apostando por ellos.

Son parte de mi carrera como escritora, de mi vida y sin Nowevolution y Kiwi no hubiera llegado donde estoy, por eso a día de hoy me gusta seguir ahí con ellos.

A las personas que te cuidan las tienes que tener cerca.

"Por siempre tú" marcó un antes y un después en mi vida.

Ya se había empezado a leer más en e-book, y yo miraba las listas pero veía imposible llegar a estar entre los primeros.

Ese libro era el primero que publicaba en Romántica Adulta. Había escrito varios en esa temática pero era el primero que iba a ver la luz.

Recuerdo que llamé a mi madre y le dije que veía imposible estar entre los mejores, y mi madre me dijo que nunca se sabía y que no podía rendirme.

A las dos horas era número 1 de ITunes, a los pocos días número 1 de Play Store.

Estuve dos semanas seguidas como número 1 de ITunes y más de cinco meses en el Play Store número 1, y un año entero entre los diez más vendidos de Play Store.

Todo eso era nuevo para mí y aunque me dio mucha fuerza e ilusión también la responsabilidad de no bajar el listón nunca, de no dejar de luchar y de dar lo mejor de mí en cada publicación y de no parar de luchar para llegar poco a poco más lejos.


¡Seguimos!